11/07/2017

Reiki Usui -presencial-

El Reiki Usui es una técnica japonesa de canalización de energía, la cuál aporta equilibrio y armonía al cuerpo. 

Todo está formado por energía, y nuestro cuerpo también. El ser humano tiene muchos centros reguladores de energía, pero los más importantes son 7. Gracias a ellos la energía fluye libremente por nuestro cuerpo. En Reiki los llamamos Chakras, y precisamente son esos 7 puntos los que se trabajan con esta técnica. Cada Chakra se sitúa en un lugar específico del cuerpo humano. Cuando alguno de estos chakras se bloquea por algún motivo físico, emocional o mental, el cuerpo puede llegar a enfermar. Nuestra misión como terapeutas es drenar energía al cuerpo del cliente para que todo el canal interno vuelva a funcionar correctamente. Así conseguimos harmonizar de nuevo su cuerpo, mente y espíritu.

Nuestro organismo está diseñado para defenderse y curarse. Pero para que esos mecanismos de defensa se den, el cuerpo ha de estar en equilibrio y armonía.

En muchas ocasiones, una mala gestión personal hace que ese equilibrio se interrumpa, bien sea por no alimentarnos bien, no cuidar nuestro cuerpo, no saber gestionar bien las emociones, etc.

Al tener "malos hábitos", algunas partes de nuestro cuerpo tienen mucha o poca energía, llegando al desequilibrio. Como consecuencia, los órganos acaban sufriendo y enfermando.

El Reiki sería la válvula de escape que tiene nuestro organismo para el ritmo que llevamos físico y mental en nuestra vida.

Las características del Reiki son:

  1. Es una energía inteligente; sana allí donde se necesita.
  2. No importa de las creencias religiosas del cliente ni del terapeuta.
  3. No pierdes tu energía vital
  4. Nosotros no decidimos la cantidad de energía que el cliente ha de recibir porque nosotros sólo somos el canal.
  5. No curamos a nadie; es el cliente quien decide sanarse.
  6. No es ningún don canalizar energía. Cualquiera puede hacerlo; sólo hace falta aprenderlo.
  7. Nosotros no damos nuestra energía, ni recibimos energía del cliente. Sólo hacemos que fluya.
  8. No existen sobredosis; cuando ya no se necesita más en una zona, simplemente la energía deja de fluir.

 

Ahora que sabemos todo esto, ¿cómo trabaja el terapeuta con el cliente?

Durante la sesión, el paciente no siente dolor ni se manipula su cuerpo. Siempre decimos y reiteramos en ello que es un buen complemento a los tratamientos médicos, pero no se les sustituye. 

El terapeuta mediante la imposición de las manos en el cuerpo del cliente, sin tocar, hace pasar la energía con la intención de equilibrar el organismo del paciente.

Una sesión de Reiki suele durar 45 minutos. El cliente permanece estirado boca arriba en una camilla, con los ojos cerrados y estado de relajación. Para lograr dicha relajación, la sesión está acompañada por música relajante que favorece el confort y la serenidad de la persona. 

¿Para qué sirve este tipo de terapia energética? ¿Qué beneficios aporta?

Diríamos que la energía que se canaliza es inteligente, pues sabe a qué zonas debe dirigirse, trabajando tanto el plano físico, emocional, mental y espiritual de la persona. El Reiki en realidad no cura. De hecho es tu propio cuerpo el que se sana por sí solo. El Reiki sólo proporciona energía en aquellas zonas donde hace falta, reequilibrando el fluir de la energía vital. Una vez conseguido esto, es nuestro cuerpo el que se autocura.

El Reiki está reconocido a nivel mundial, y aceptado por muchos centros hospitalarios y médicos como terapia alternativa de sanación.

Para conseguir la paz y armonía interna, el reiki trabaja en estos niveles:

Nivel físico:

  • alivia dolores,

  • enfermedades,

  • inflamaciones,

  • etc

Nivel emocional:

  • alivia depresiones

  • tristeza

  • infelicidad

  • agresividad

  • ansiedad

  • estrés

  • etc

Nivel espiritual:

  • paz interior

  • equilibrio

  • libertad

  • etc

Es una buena herramienta para las personas interesadas en su crecimiento personal interior. Ayuda a ver cosas de otra manera, a interesarse por el prójimo, a conocer tu cuerpo y tus emociones.

Cuando un cliente se somete a Reiki, no siempre el resultado es el deseado, pero siempre es el que se necesita en ese momento:

"El Universo te da lo que necesitas, pero no siempre lo que quieres".

 

Si deseas recibir más información, puedes rellenar el siguiente formulario: