DECRETO DE FERTILIDAD

Los decretos -o afirmaciones positivas- son declaraciones que nos hacemos a nosotros mismos a cerca de lo que es verdad y cierto, y que queremos que sea así. Su principal foco es hacernos sentir mejor, ser más positivos y crear nuestra propia realidad.

Las palabras son pura energía; depende lo que decimos y cómo lo decimos, generan vibraciones a nuestro alrededor, tanto buenas como malas, que hacen que sintamos más bienestar, o de lo contrario, nos pueden debilitar. Pero no es solo lo que proyectamos hacia fuera, sino que también están las palabras que proyectamos hacia dentro, hacia nuestro interior: nuestros pensamientos, ideas y emociones. En función de esas palabras y de lo que sintamos, así será nuestra realidad.

¿Por qué les decimos afirmaciones positivas? Porque la mente no entiende el concepto “NO”. Esto quiere decir que en un frase donde incluyes el NO, automáticamente la mente lo descarta y incorpora como si fuese una frase positiva. Por ejemplo: “No quiero ir siempre con prisas a todas partes”, la mente interpreta: “Quiero ir siempre con prisas a todas partes”. Por lo tanto, los decretos que pronunciemos han de ser frases positivas: “Me siento bien yendo con calma a todas partes”.

Te estarás preguntando en qué nos ayudan estos decretos, qué me puede aportar a mi si lo que quiero es quedarme embarazada y no lo logro por mucho que lo desee. Bien, nos benefician en varios aspectos:

  1. 1. Estaremos en paz y tranquilos si tenemos una actitud positiva. Muy importante para crear una vida en nuestro vientre, porque eso es lo que le vamos a transmitir a nuestro bebé.
  2. 2. Nos ayudan a crear nuestra propia realidad. La realidad de que estás preparada para ser madre.
  3. 3. Nos acompañan para marcar nuestros objetivos. Tu objetivo de tener un bebé.
  4. 4. Mejoramos nuestra salud. Quiere decir que si mostramos una actitud positiva, nuestro cuerpo lo agradecerá. Si bien es cierto, la relación cuerpo/mente es indivisible y van de la mano. Como decía Sigmund Freud: “Todo lo que no ponemos en palabras, el cuerpo lo manifiesta de otro modo”. Así que pongamos frases positivas para que el cuerpo lo manifieste de esa manera.

Antes de nada, has de tener muy en cuenta los 3 elementos básicos de los decretos:

  1. 1. las frases han de ser mencionadas en primera persona, en tiempo presente y de manera afirmativa;
  2. 2. en segundo lugar, han de causar un impacto emocional. Es decir, no sólo vale con repetirla en tu mente, sino que has de tenerlo conectado con el corazón, notar que algo se mueve en tu interior y que realmente vibras cuando pronuncias el decreto;
  3. 3. y en tercer lugar, las afirmaciones te las has de creer.

Me quedo también con esta maravillosa afirmación de Buda: “Lo que piensas lo serás; lo que sientas, lo atraerás; lo que imagines, lo crearás”.

Y con todo esto, os paso un decreto de fertilidad. Es muy bueno dedicar 10 minutos al día en leerlo, y adoptarlo en tu mente y en tu corazón.

¿Durante cuántos días? en realidad tú eres la responsable de marcarte un intervalo de tiempo porque eres tú la que va a crear su propia realidad. Hazlo a solas, sin que nadie te moleste ni nada te distraiga. Así podrás concentrar mejor tu atención en estas maravillosas y potentes frases.

1º Decreto:

“Doy gracias al universo porque tengo el don de crear vida”.

2º Decreto:

“Mi cuerpo sabe como concebir a un bebé sano”.

3º Decreto:

“Tengo la seguridad de que quiero ser madre”.

4º Decreto:

“Estoy convencida de que estoy preparada para ser madre en el momento perfecto”.

5º Decreto:

“Estoy en paz y en armonía con mi cuerpo para convertirme en madre”.

6º Decreto:

“Mis órganos reproductores están listos y en plena forma para fecundar de manera sencilla”.

7º Decreto:

“Mi útero está preparado para albergar un bebé fuerte y sano”.

8º Decreto:

“Me permito un nuevo comienzo en mi vida”.

9º Decreto:

“Me permito estar tranquila, relajada y disfrutar de este momento tan maravilloso”.

10º Decreto:

“Estoy prepara física, mental y emocionalmente”.

Puedes escoger las 10 frases, o las que más te muevan interiormente. No han de ser las 10 literalmente. Sobretodo te has de sentir a gusto cuando las leas.

Si quieres saber más sobre cómo sentirte tranquila y en paz contigo misma durante todo este proceso que está viviendo, ponte en contacto conmigo rellenando este formulario.

  1. Es mi deber informarte que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Sandra Sánchez González como responsable de esta web.
    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto.
    Legitimación: Consentimiento del interesado.
    Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano (proveedor de hosting de Emotioterapia) dentro de la UE. Ver política de privacidad de OVH Hispano.
    El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia el no poder atender tu solicitud.
    Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiéndome a info@emotioterapia.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://www.emotioterapia.com, así como consultar mi política de privacidad .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *